El Museo Estatal Ruso
realidad aumentada

 

Retrato de Pedro I. 1770

Antrópov Alekséi,
Óleo sobre lienzo
268 x 159

Museo Estatal de Arte Ruso. San Petersburgo

Descripción

Pedro I aparece representado con el uniforme del regimiento Preobrazhenski, el manto imperial, así como con la cadena y la estrella de la orden del apóstol San Andrés Protocletos. Sobre la mesa reposa la corona del Imperio Ruso. El emperador señala un texto de un libro abierto, el Manifiesto de 1721, con el que instituyó el Sínodo, órgano colegiado de la dirección eclesiástica, en lugar del tradicional Patriarcado. El retrato es obra de Alekséi Antrópov, pintor del Sínodo desde 1761.

El emperador Pedro I Alekséievich (1672—1725)
Pedro I fue el hijo menor del zar Alejo I. Reinó desde 1682 (hasta 1696, junto con su hermano Iván). Desde 1721 fue el primer emperador de toda Rusia. La política que llevó a cabo, tanto la interior como la exterior, tenía como objetivo la integración de Rusia en el sistema internacional europeo. Fue el primero de los monarcas rusos en efectuar un largo viaje a la Europa Occidental. A su regreso, adoptó reformas conforme al modelo occidental (protestante) empezando con un decreto sobre la prohibición de llevar barba y la obligatoriedad de vestir al estilo europeo. Más tarde, las reformas abarcaron todos los ámbitos de la vida pública: la administración estatal, la Iglesia, el ejército, la educación y las costumbres. Fundó la marina rusa, libró guerras contra Turquía, en el afán de conquistar una salida al mar Negro, y contra Suecia, para hacer lo propio en el Báltico, a fin de garantizar para Rusia una vía marítima hacia Europa Occidental. El traslado de la capitalidad en 1712 de Moscú a San Petersburgo constituyó un acto simbólico del paso que Rusia daba de la era medieval al espacio cultural europeo.

Biografía del autor

Antrópov Alekséi

Antrópov, Alekséi Petróvich
San Petersburgo, 1716 - San Petersburgo, 1795
Pintor, autor de retratos e iconos. Alumno de L. Caravaque, A. M. Matvéiev y M. A. Zajárov (desde 1732); tomó clases con P. Rotari (finales de la década de 1750). En 1739 empezó a trabajar en el equipo de pintores de la Oficina de Obras. En 1749, fue nombrado asistente. Participó en la ejecución de pinturas decorativas en San Petersburgo, Moscú y sus zonas aledañas, pintó decorados para la ópera de San Petersburgo (1750). Trabajó en la realización de frescos e iconos de la catedral de San Andrés de Kiev (1750-1755). Desde 1758 vivió en San Petersburgo, trabajó como pintor para el Santo Sínodo y como supervisor de las obras de pintores e iconistas (desde 1761).


© El Museo Estatal Ruso 2013-2021